Atlanta. El mayor premio de la lotería en la historia de Estados Unidos, un pozo de US$640 millones, tiene al menos un ganador y las autoridades esperaban al sábado comprobar si había otros boletos premiados.

Funcionarios de la lotería de Maryland anunciaron que se había sellado un boleto acertante en una tienda en Baltimore County, aunque aún no se había identificado al ganador.

"Esto es realmente asombroso e histórico", afirmó el director de la lotería en Maryland, Stephen Martino.

Si hay más de un boleto ganador con pleno a los seis números del sorteo de la lotería Mega Millions celebrada el viernes por la noche, el premio se dividiría entre los tickets premiados.

Los números ganadores anunciados en el sorteo realizado en Atlanta fueron el 2-4-23-38-46 y la Mega Ball 23. Se espera que se tarden horas en identificar a los posibles ganadores debido a la gran cantidad de boletos vendidos a 1 dólar.

Las probabilidad de ganar el pozo entero era de una entre 175 millones, dijo Margaret DeFrancisco, presidenta y presidenta ejecutiva de la Sociedad de Loterías de Georgia.

Si un sólo boleto acierta los seis números ganadores, el jugador podría recibir un pago único de US$462 millones o el pago total del premio pero en 26 cuotas anuales.

"Hay un tremendo alboroto y entusiasmo", aseguró DeFrancisco. Los compradores hicieron fila esta semana en todo Estados Unidos para adquirir los boletos de lotería.

"Voy a pagar el crédito de mis estudios de Derecho", afirmó una mujer. Otra chica dijo que viajó de Colorado a Wyoming para comprar los billetes porque el juego del Mega Millions no estaba disponible allí.

El anterior mayor premio del Mega Millions fue de US$390 millones en 2007 y se repartió entre dos ganadores en Georgia y Nueva Jersey.

Alrededor de la mitad del dinero recaudado se entrega en forma de premios, el 35% va al Gobierno y el 15% se destina a pagar las comisiones a los vendedores y los gastos operacionales de la lotería.

No importa quién gane el pozo, un ganador seguro es el servicio de impuestos interno de Estados Unidos. La agencia de recaudación de impuestos obliga a los ganadores de más de US$5.000 a pagar al fisco un 25%.