México D.F. La malnutrición de su población produce a México pérdidas por 250 mil millones de pesos anuales (US$19.725 millones), de acuerdo a estudios del Banco Mundial (BM) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Ello porque la mala alimentación afecta negativamente la productividad, deteriora las funciones cognitivas y aumenta los costos de la atención médica, lo que causa un débil crecimiento económico y perpetúa la pobreza.

Según el análisis de ambas instituciones, en los países en desarrollo las pérdidas por la malnutrición se ubican entre 2% y 3% del PIB, y en el área de la productividad superan 10% de los ingresos que una persona obtendría a lo largo de su vida, informó El Universal.

En cambio contar con trabajadores con una alimentación balanceada, la correcta dotación de calorías diarias y los nutrientes adecuados, puede llevar a un incremento adicional del PIB de cerca de 1% cada año, dijo la OIT.