Al menos 100.000 personas dieron la bienvenida este miércoles en la plaza de San Pedro del Vaticano al nuevo Papa, el argentino Jorge Mario Bergoglio, Francisco I, el primer pontífice de la historia de la Iglesia Católica que procede de Latinoamérica. 

Asímismo, desde sus respectivos países, diferentes mandatarios enviaron palabras de bienvenida y felicitaciones al sucesor de Benedicto XVI.

Desde Argentina, el país natal del nuevo Papa, Cristina Fernández, felicitó a Jorge Mario Bergoglio, el nuevo papa Francisco I, y le deseó una "fructífera tarea pastoral".

"En mi nombre, en el del gobierno argentino y en representación del pueblo de nuestro país, quiero saludarlo y expresarle mis felicitaciones con ocasión de haber resultado elegido como nuevo Romano Pontífice de la Iglesia universal", señala la carta divulgada por Fernández.

"Es nuestro deseo que tenga, al asumir la conducción y guía de la Iglesia, una fructífera tarea pastoral, desempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad", agrega.

Por su parte, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, se mostró contento con que el nuevo papa, Jorge Mario Bergoglio, sea latinoamericano y anunció que lo va a invitar a visitar este país.

"Estoy muy contento con que el nuevo papa sea latinoamericano, la región donde más católicos hay", declaró. "Yo creo que la escogencia del nuevo papa va a ser muy beneficiosa para la región y para la religión católica. Felicitaciones al pueblo argentino", agregó el gobernante panameño.

"Ahora estoy más que seguro que vamos a hacer la invitación (al papa para que visite Panamá), vamos a viajar a Roma y vamos a invitarlo personalmente", dijo.

En tanto, el gobierno de Nicaragua celebró también la elección del primer papa latinoamericano. "Nuestra América celebra la elección de un papa latinoamericano por primera vez en la historia de la Iglesia (católica)", declaró a través de los medios oficiales la primera dama nicaragüense, Rosario Murillo.

Murillo, también portavoz del Gobierno sandinista, dijo que la elección del cardenal argentino hace que en esta región uno se sienta "conmovido y reconocido, porque la elección de un papa latinoamericano nos hace ver la importancia que cobra nuestro continente en el mundo entero".

"Esta nuestra Nicaragua, que se define cristiana, socialista y solidaria, que defiende los valores de la familia, de la comunidad, se siente reconocida con la elección del papa Francisco I", continuó.

Murillo confió que con la elección del primer papa latinoamericano, "las cualidades del cristianismo irán destacándose, relevándose". 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, felicitó también al nuevo Papa. En un comunicado emitido por la Casa Blanca, Obama afirmó que él y su esposa, Michelle, extienden "calurosos deseos" al papa Francisco I tras ser elegido pontífice y comenzar su papado.

"Como paladín de los pobres y de los más vulnerables de entre nosotros, él avanza el mensaje de amor y compasión que ha inspirado al mundo por más de dos mil años, que veamos el rostro de Dios en cada uno", dijo el mandatario estadounidense.

Como el primer papa de las Américas, "su selección también refleja la fortaleza y vitalidad de una región que cada vez más moldea nuestro mundo", subrayó Obama.

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, felicitó al papa Francisco I ante la "alta misión" que le ha sido confiada hoy "al frente de la iglesia católica para afrontar los desafíos del mundo contemporáneo".
En un mensaje de la Presidencia, Hollande envió sus "felicitaciones calurosas" al recién elegido pontífice y los "sinceros deseos" ante la función que tiene por delante.

"Francia, fiel a su historia y a los principios universales de libertad, igualdad y fraternidad que fundan su acción en el mundo, proseguirá el diálogo de confianza que siempre ha tenido con la Santa Sede", señaló el presidente galo.

Agregó que Francia actúa "en servicio de la paz, la justicia, la solidaridad y la dignidad humana".