Punta del Este. Uruguay recibió el apoyo de más de 170 países para que coloque las medidas de salud por delante de los intereses comerciales en momentos en que su gobierno enfrenta una demanda de la empresa tabacalera Philip Morris.

Los países firmaron un acuerdo de control del tabaco de la Organización Mundial de la Salud en el que expresaron preocupación por medidas del sector tabacalero que buscan subvertir y socavar acciones del gobierno para controlar el consumo del tabaco.

Los países declararon su firme deseo de priorizar la aplicación de medidas de salud destinadas a controlar el consumo del tabaco en una reunión de la Conferencia de las Partes sobre el control de este producto en el pequeño país sudamericano.

Uruguay fue el primer país de América Latina en introducir una prohibición del tabaco en marzo del 2006, y el quinto a nivel mundial.

Philip Morris presentó anteriormente en el año una queja al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial, en la que solicitó el pago de daños supuestamente ocasionados por las medidas contra el tabaco en Uruguay.