Beijing. Un informe basado en una encuesta a 257 residencias de ancianos de China reveló hoy jueves que más del 32% de dichas instalaciones están operando con pérdidas.

El informe presentado por el centro de investigación sobre envejecimiento de China indicó que entre las residencias encuestadas, cerca del 48% pueden básicamente subsistir, mientras que el 32% están en déficit y no más del 20% están logrando beneficios.

La encuesta fue realizada en residencias para mayores en doce ciudades, incluidas Chongqing, Fuzhou, Tianjin y Wuhan.

De acuerdo con el documento, las grandes inversiones, los largos periodos de amortización, los bajos retornos y los altos riesgos son problemas comunes que están afrontando este tipo de establecimientos. Más del 40% manifestaron que podrían recuperar la inversión en diez años o un período más prolongado.

Además, las bajas pensiones de los jubilados hacen que dichos servicios sean inasequibles para muchas personas. Cada cama en una residencia ancianos de las analizadas en este estudio, ninguna de las cuales está en Beijing o Shanghai, cuesta más de 2.100 yuanes (US$338) al mes, por encima de la pensión media mensual de la mayoría de los jubilados.

El documento cita que un gran número de hogares de ancianos son de calidad inferior o demasiado caros y pide una gama más equilibrada para los consumidores con un nivel de ingresos medio.