Madrid. A la mayoría de los españoles no les gustan las corridas de toros, pero no creen que deba prohibirse un espectáculo que ha sido por siglos señal de identidad del país, mostró un sondeo publicado el domingo.

Una encuesta realizada por Metroscopia, a 500 personas para el diario español El País, muestra que al 60% de los consultados no les gustan los toros.

Sin embargo, el 57% se declara en desacuerdo con la decisión adoptada por el Parlamento de Cataluña de prohibir las corridas en esa comunidad autónoma a partir del 2012.

Además, la mayoría ve razones políticas detrás de la prohibición de Cataluña, donde la negativa del Tribunal Constitucional de España a reconocerla como nación ha avivado los sentimientos separatistas.

El 58% de los entrevistados cree que el rechazo tiene que ver con la identificación de las corridas con una fiesta exclusivamente española, y sólo el 36% considera que la decisión expresa únicamente el rechazo a un espectáculo en el que se matan animales.

Destacadas figuras del toreo se reunieron el viernes en Madrid para pedir que el gobierno ampare como bien cultural la llamada Fiesta nacional.

Toreros como Julián López "El Fundi", José María Manzanares y Miguel Angel Perera buscan una respuesta unitaria ante el temor de que la medida de abolición se extienda a otras regiones de España.

El opositor Partido Popular también presentó una moción en el Congreso de los Diputados que busca la protección de la fiesta taurina en todo el país.