Viena. El mercado mundial de cocaína, que mueve unos US$88.000 millones, está moviéndose hacia Europa y está desestabilizando gravemente a países de tránsito en el oeste de África, pese a que la producción total ha caído, dijo el miércoles un informe de Naciones Unidas.

El cambio en la demanda ha alterado las rutas de tráfico, con más cocaína fluyendo desde países andinos hacia Europa a través de África en vez de a Estados Unidos, dijo la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

"Esto está causando inestabilidad regional", dijo la ONUDD en su Informe Mundial sobre Drogas que realiza anualmente.

"La gente que consume cocaína en Europa está matando los bosques prístinos de los países andinos y corrompiendo a los Gobiernos de África Occidental", dijo el director ejecutivo de la ONUDD, Antonio María Costa.

El número de consumidores de cocaína en Europa se duplicó en la última década y actualmente el mercado representa unos US$34.000 millones, casi la misma cantidad de América del Norte, el mayor consumidor mundial del narcótico.

Los cerca de 4 millones de cocainómanos de Europa consumieron cerca de un cuarto de la producción global en 2008.

La producción mundial de cocaína ha caído entre 12% y 18% en los últimos tres años y el mercado de América del Norte ha disminuido gracias en parte a las redadas policiales en el productor Colombia y en México, utilizado como corredor de tránsito.

El otro gran "problema de las drogas" en el mundo, la heroína, también vio un declive en la producción en una tendencia que se mantendrá, dijo el informe, citando disminuciones esperadas en el rendimiento de los cultivos.

Irán y Turquía han hecho bien en combatir el flujo de heroína proveniente de Afganistán, que produce la mayoría del suministro mundial, pero Rusia, Asia central y países balcánicos han tenido una mala actuación, indicó la agencia.

Mientras las dos principales substancias ven declives, el abuso total ha subido en los países en desarrollo, de los cuales muchos carecen de los medios para tratar a los adictos de forma adecuada, señaló ONUDD.

Más africanos del oeste del continente están tomando cocaína mientras la droga viaja a través de sus países camino al gran mercado europeo y más personas en el este de África consumen heroína.

"No resolveremos el problema de drogas del mundo al cambiar el consumo desde el mundo desarrollado hacia el que está en desarrollo", declaró Costa.