Ciudad de México. Temblores, inestabilidad económica y un alud de escándalos de corrupción fueron algunos de los acontecimiento que sacudieron a la población mexicana durante el 2017, que acaba de terminar. Pese a esto, los mexicanos dicen ser relativamente felices.

De acuerdo con una encuesta realizada por Consulta Mitofsky que midió el sentimiento de la población ante lo ocurrido en el 2017 y sus perspectivas frente al 2018, los consultados dijeron tener un nivel de felicidad de ocho puntos en una escala de cero a 10, una calificación que muestra una sostenida tendencia al menos durante los últimos siete años, en los que el nivel de felicidad de la población en México se mantuvo en un nivel de entre 7.6 y 8.5 puntos.

Lo cierto también es que los mexicanos son menos felices que hace cinco años.

La encuesta, que consultó a 1.000 personas mayores de 18 años residentes en el territorio nacional en viviendas particulares entre el 14 y el 16 de diciembre del 2017, muestra también que la principal preocupación para los mexicanos es la seguridad, ya que la mayoría de los encuestados dijo que desea para México mayor seguridad, con 16.8%.

A este deseo le sigue una mejor economía, con 10.9%, y un cambio de gobierno, con 10%, cifra que destaca frente al proceso electoral de este 2018, en el que se eligirá a un nuevo presidente.

Cuando se les preguntó a los encuestados sobre a quién adjudican la responsabilidad cuando les va mal, más de la mitad respondió que al gobierno federal (56.5%).

Muy por debajo de estas perspectivas se encuentra el deseo de un mayor crecimiento económico (6.1%), la reducción de la corrupción (4.3%), más empleo(3.9%), mejores salarios (2.6) y mejor educación (2.2%).

Otra de las mediciones que se llevó a cabo a partir de la encuesta fue la percepción que tiene la población sobre cómo les fue durante el año que acaba de terminar. Mientras que uno de cada dos mexicanos piensa que le va a ir mejor en este 2018 que como le fue en el 2017, de acuerdo con la encuesta de Consulta Mitofsky, la mitad de los encuestados dijo que les fue peor en el 2017 de lo que les fue en el 2016.  

“Quienes más positivos se muestran respecto a como les fue en 2017 son los jóvenes y los ciudadanos de mayor nivel económico, en cambio solo 36% del nivel bajo afirma que fue un buen año”, refiere la encuesta de Consulta Mitofsky.

Teniendo en cuenta estos datos, cuando se les preguntó a los encuestados a quién responsabilizan cuando les va bien, casi la mitad (49.8%) contestó que a ellos mismos, mientras que una tercera parte adjudicó esta responsabilidad al gobierno federal (29.9%) y menos de una quinta parte responsabiliza de su buena fortuna a los gobiernos estatal y municipal.

En sentido contrario, cuando se les preguntó a los encuestados sobre a quién adjudican la responsabilidad cuando les va mal, más de la mitad respondió que al gobierno federal (56.5%) y sólo una cuarta parte (25.5%) dijo que a ellos mismos. Sólo una décima parte de los mexicanos consultados por Mitofsky dijo que la responsabilidad de que les fuera mal la tienen los gobiernos estatal y municipal.

“Hay una tendencia a culpar al gobierno, principalmente al federal, cuando nos va mal. Por el contrario es poco premiado cuando nos va bien, en ese caso es por nuestro esfuerzo”, refirió la encuesta de Consulta Mitofsky.