CDMX. El cardenal Carlos Aguiar Retes anunció una serie de reformas para los seminarios de la Arquidiócesis Primada de México y la formación sacerdotal, con el objetivo de evitar casos de pederastia en sacerdotes.

Al encabezar la Misa Crismal, con la cual inician las solemnidades del Triduo Pascual —del Jueves Santo al Domingo de Resurrección—, el arzobispo primado de México explicó que debe revisarse a detalle el historial de cada candidato al sacerdocio.

"Tenemos que sanar muchas heridas, porque esos chicos, esos jóvenes, sí tienen vocación, pero traen heridas, y para eso está Jesús, para sanarlas, pero hay que adecuar la formación sacerdotal para que se curen esas heridas, y entonces pueda ser un hombre con madurez humana afectiva que no incida en situaciones dolorosas como las que vemos”, señaló.

En un mensaje a los sacerdotes de la Arquidiócesis de México, Aguiar Retes detalló que próximamente se hará un levantamiento de información, semejante a una auditoría, en áreas administrativas de todas las instancias diocesanas y vicariales, y explicó que se revisará el sistema de pensiones para sacerdotes.

En su homilía, el cardenal hizo un llamado a los sacerdotes de la capital del país a impulsar la sinodalidad desde las parroquias y mantener una relación más estrecha con los fieles.

Tenemos que plantearnos la necesidad no sólo de tener nuestro Consejo Pastoral parroquial, sino también asambleas parroquiales anuales para que escuchemos qué necesitan y esperan nuestros fieles, compartiendo con ellos el discernimiento, y después ser ejecutores de aquellas decisiones que, anualmente, puedan ir surgiendo”, expuso.

El religioso repartió un folleto en el que se explica, en seis puntos, el Sistema de Unidades Pastorales, que son la primera propuesta del cardenal para reformar la Iglesia de Ciudad de México. Se trata de estructuras donde de cuatro a seis sacerdotes o párrocos comparten una casa común y organizan en conjunto la atención pastoral que pueden dar a la feligresía.