Un presunto sicario del cártel Guerreros Unidos, considerado partícipe directo en la presunta masacre de 43 estudiantes en México, fue detenido la madrugada de hoy. El detenido es Felipe Rodríguez Salgado, alias "El Cepillo", a quien se acusa de participar en el supuesto asesinato e incineración de los jóvenes, a partir de testimonios que forman parte de las investigaciones.

Los estudiantes desaparecieron tras ser detenidos el pasado 26 de septiembre por policías municipales que los entregaron a los sicarios de Guerreros Unidos. Hasta ahora, han sido arrestadas cerca de 100 personas por esta desaparición, entre ellas el destituido alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, su esposa y el líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias. De acuerdo con las investigaciones, Abarca ordenó a la policía municipal interceptar a los estudiantes en Iguala, 200 kilómetros al sur de la capital mexicana, para evitar que sabotearan un acto político de su esposa.

Según han declarado algunos detenidos, los agentes los entregaron después a Guerreros Unidos, que los confundieron con miembros de Los Rojos, un grupo rival. Los jóvenes desaparecidos estudiaban en la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa, una institución con tradición de activismo político combativo, que forma maestros en el estado de Guerrero, en el sur de México.