Ciudad de México. Los 40 países que conforman el Comité de Transición del Fondo Climático Verde sostienen una reunión de dos días en la ciudad de México con los objetivos de acordar, por un lado, la presidencia de esta representación y, por el otro, definir un diseño y plan de trabajo para concretar este fondo.

La Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, la costarricense Christiana Figueres, dijo en San Salvador que se espera que el Fondo Climático Verde, el más grande que se ha conceptualizado para ayudar a los países en desarrollo a hacer frente a las medidas de adaptación y mitigación frente al cambio climático, cuente con unos US$$100.000 millones anuales, los cuales se tiene previsto estarán disponibles hasta el año 2020.

La creación de este fondo fue acordada durante la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada el pasado diciembre en Cancún, México.

Según comentó Figueres, un estudio dirigido y lanzado por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, identificó varias posibles vías de financiamiento para este fondo pero sin llegar a una conclusión específica, más que decir que “será difícil, pero posible de lograr una financiación de esa cifra”.

Figueres señaló que a pesar de la gran importancia de la aspiración de contar con un fondo con esta cifra anual, es aún “insuficiente”. Sin embargo, con tono optimista, la secretaria ejecutiva acotó: “Yo quiero ver los primeros US$$100.000 millones antes de empezar a criticar que son insuficientes”.

Figueres destacó además la incidencia del diseño del fondo que desarrollará el comité de transición a partir de esta primera reunión para la factibilidad de capitalización y obtención de financiamiento.

El Salvador participa como miembro del Comité de Transición como único representante de la región centroamericana. El grupo salvadoreño se compone por el presidente del Banco Central de Reserva Carlos Acevedo, como representante, y por el Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Herman Rosa Chávez, como asesor.

Como parte de un acuerdo entre ambos países y debido a la similitud de problemas, dentro de la delegación salvadoreña participan también las islas caribeñas de Antigua y Barbuda. Esto, según el ministro salvadoreño, permitirá ir con “una misma voz en los temas que nos interesan”.

De acuerdo con el ministro, el Comité de Transición presentará los documentos operacionales del fondo en la próxima Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a celebrarse en diciembre en Durban, Sudáfrica, cuando se espera confirmar la junta directiva del fondo.

De acuerdo con el estudio “La Economía del Cambio Climático en Centroamérica”, presentado por CEPAL en 2010, el costo para la región del fenómeno climático entre los años 2002 y 2008 fue de US$15.000 millones; mientras que, para el período comprendido entre los años 2010 y 2014, se estima que será de $10,000 millones, lo que conlleva un aumento ya que este período es la casi la mitad del anterior lapso mencionado.

CEPAL proyectó, en un escenario con la tendencia creciente de emisiones con el que la temperatura aumentaría 4,2 grados centígrados como promedio regional, que el costo acumulado del cambio climático en Centroamérica al final de este siglo ascenderá a US$73.000 millones, un equivalente del 54% del PIB regional obtenido en el 2008.

El ministro salvadoreño informó que el país ya está construyendo un Plan Nacional de Cambio Climático, del cual se espera mayores avances para finales de este 2011. El funcionario acotó que el cambio climático exige acciones en todos los sectores, por lo que se pretende que el plan incluya a las diferentes carteras del Estado. Como algunas acciones, el ministro Rosa Chávez mencionó que el plan incluiría tanto a aquellas que no requieren inversiones adicionales, como un cambio del calendario escolar que no coincida con la temporada de lluvia, y aquellas que sí necesitan fuertes inversiones como las de mejores infraestructuras.