México DF. El operador de aeropuertos mexicano GAP dijo el lunes que sus terminales de Mexicali y Tijuana no sufrieron daños a causa del fuerte sismo que azotó una zona fronteriza entre México y Estados Unidos.

Un sismo de magnitud 7.2 dañó el domingo por la tarde carreteras, edificios y derribó postes de electricidad dejando a localidades enteras a oscuras, afectando sobre todo a la ciudad mexicana de Mexicali, un importante y transitado cruce fronterizo hacia Estados Unidos.

Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), que controla 12 aeropuertos a lo largo de la región del Pacífico mexicano, dijo que sus dos terminales en las fronterizas ciudades de Mexicali y Tijuana en el estado de Baja California Norte operaban el lunes con normalidad.

"Se realizó un recorrido por todas las instalaciones para determinar que las operaciones se puedan llevar a cabo (...) hay cero daños", dijo a Reuters, Miguel Aliaga, director de Relaciones con Inversionistas de la compañía.

"Ambos aeropuertos siguen operando con total normalidad", agregó.

Las acciones de GAP bajaron un 0.76 por ciento a 45.67 pesos en la bolsa mexicana, mientras que sus ADR en Nueva York subieron un 0.16 por ciento a 37.22 dólares.