México D.F. El Ejército mexicano informó este martes que 15 presuntos sicarios del narcotráfico murieron en un enfrentamiento con soldados en la ciudad colonial de Taxco.

Los sujetos atacaron a los soldados cuando se alistaban para realizar un cateo, lo que desató una balacera que duró 40 minutos, dijo la secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en un comunicado.

Taxco es una pintoresca ciudad colonial en el sureño estado de Guerrero, famosa por sus artesanías de plata.

El episodio se dio un día después de que pistoleros emboscaran a un convoy de la policía federal en el central estado de Michoacán, en el que murieron 10 oficiales.

Más de 23.000 personas han muerto a causa de la violencia generada por el narcotráfico desde finales de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón, al asumir el cargo, lanzó una campaña militar para combatirlos.

"Es una lucha que vale la pena librar, porque está en juego nuestro futuro", dijo Calderón la noche de este martes en una cadena nacional.

El mandatario explicó que no se trata de una lucha personal sino de todos los mexicanos, y llamó a la población a proporcionar información que lleve a la captura de jefes del crimen organizado.

"Es una lucha que unidos los mexicanos, por supuesto que vamos a ganar", señaló.

A inicios de junio, las autoridades encontraron 55 cadáveres en un respiradero de una mina abandonada cercana a Taxco, que aparentemente era usado por algún cártel para deshacerse de los cuerpos de sus víctimas.