Tegucigalpa. El seminario sobre "Derechos humanos de los migrantes" sirvió para avanzar en la creación de una red consular y asistencia humanitaria que se estará poniendo en marcha entre República Dominicana, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, en el territorio de los Estados Unidos Mexicanos.

Esta iniciativa se convierte en un espacio más de colaboración ante la ausencia de representaciones consulares en algunos estados de México, para dar protección humanitaria más integral a los migrantes.

"Más allá de la compenetración entre las personas y la relaciones entre organizaciones y países, los resultados de este encuentro facilitan el flujo de intercambio de información y mejorarán la coordinación de actividades para reducir y prevenir los abusos contra los migrantes", manifestó durante el cierre del encuentro el secretario de Relaciones Exteriores de Honduras, Mario Canahuati.

Durante el cierre del encuentro, Canahuati reconoció que la iniciativa viene a dar un sentido humano a un fenómeno que está ocurriendo en la región, lo cual hacía falta, considerando que hasta hace poco los migrantes solo eran vistos como fuente de ingresos, sin que nadie antes se preocupara por su lado humano.

Como parte del trabajo se establecieron estrategias conjuntas a fin de institucionalizar y estandarizar todo lo que son las políticas en materia migratoria, incluyendo al sector público y la sociedad civil, tratando de lograr convenios internacionales que en forma homologada se conviertan en la base de trabajo de los once países participantes en el evento.

Según Canahuati hay iniciativas que se han tomado para buscar la forma de poder entrar en un proceso de capacitación de los entes encargados de administrar justicia entre ellos fiscales, policías, jueces y personal de migración, tratando de establecer condiciones de protección hacia los migrantes, a fin de elevar los niveles de seguridad en todo el corredor migratorio donde generalmente se realizan todas las actividades delincuenciales o de irrespeto a los derechos humanos de los migrantes de origen de tránsito y de destino.

La consolidación de una plataforma de protección al migrante que permita hacerle frente a los riesgos que hay en el camino hacia Estados Unidos destaca en las conclusiones del seminario.

Así lo estableció el canciller Mario Canahuati en la clausura del evento, en el que participaron representantes de 11 países que durante dos días debatieron en Honduras la difícil situación que enfrentan en la actualidad los migrantes que salen en búsqueda del llamado "sueño americano".