La Habana. Miles de cubanos, de todas las edades, participaron este sábado en la Maratón de la Esperanza Terry Fox, una carrera contra el cáncer que cada año se realiza a lo largo y ancho de la isla.

La carrera, que no tiene carácter competitivo, se efectuó en todos los municipios y núcleos poblacionales de la isla, con la salida en forma simultánea a las 10:00 horas locales (14:00 GMT) y cuyos pormenores se transmitieron a través de la emisora local Radio Reloj.

En La Habana, la salida y meta estuvo frente al emblemático Capitolio Nacional, donde se rindió tributo a la memoria del joven canadiense Terry Fox, quien realizó un gran sacrificio para recaudar fondos en busca de una cura contra esa enfermedad, que cegó su vida con apenas 22 años de edad.

Fox sufrió la amputación de su pierna derecha seis pulgadas por encima de la rodilla, a los 18 años de edad, y con una prótesis corrió 42 kilómetros durante 143 jornadas consecutivas para hacer conciencia pública sobre el cáncer.

Este año el maratón coincidió con el aniversario 35 de la Asociación Cubana de Limitados Físico-Motores, por lo cual varios integrantes de esa organización participaron en la carrera con muletas o sillas de ruedas.

Desde 2012 el cáncer es la primera causa de muerte en Cuba, donde son detectados cada año de 36.000 a 40.000 nuevos casos en adultos.

Cuba es el segundo país con mayor participación en este tipo de carreras, detrás de Canadá, según cifras de la Fundación Fox.