Tokio. Mitsubishi Materials se disculpará formalmente este fin de semana con los veteranos de guerra estadounidenses que fueron obligados a hacer trabajos forzados para la empresa nipona tras ser capturados por el Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

La disculpa formal, que tendrá lugar el domingo en la ciudad estadounidense de Los Angeles, será la primera de una compañía japonesa por usar prisioneros de guerra como mano de obra forzada durante la contienda.

Según reveló en un comunicado la organización Simon Wiesenthal Center, con sede en esa ciudad y coorganizador del acto, Hikaru Kimura, alto ejecutivo de Mitsubishi, pedirá disculpas a James Murphy, veterano de 94 años, y a los familiares de otros prisioneros de guerra esclavizados en las minas de la compañía hace más de 70 años.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el gigante de la manufactura japonesa utilizó a unos 900 prisioneros de guerra estadounidenses como esclavos.

Además de los presos norteamericanos, el gobierno japonés también reclutó a decenas de miles de chinos y coreanos para aliviar la escasez de mano de obra en el país durante la guerra.