Talcahuano. Tras sufrir los embates del tsunami que afectó a Chile el pasado 27 de febrero, el monitor Huáscar volvió al puerto de Talcahuano –uno de los más afectados por las olas.

Durante cuatro horas, el personal de la Armada chilena, con el apoyo de remolcadores, consiguió devolver el emblemático barco a su sito tradicional.

A pesar de la fuerza de las olas, la nave no presente daños importantes, informó El Comercio.

Según señaló Relaciones Públicas de la Segunda Zona Naval chilena, el sismo provocó el corte de amarras del Huáscar, lo que provocó que la embarcación se desplazara unos 30 metros de su punto de fondeo.

La institución explicó que pese a la violencia del tsunami, los elementos museológicos que contiene el barco, no sufrieron daños mayores.

El puerto que aloja el Huáscar deberá ser reconstruido.