Paris. Monjas benedictinas de un convento en el sur de Francia tuvieron una respuesta a sus oraciones y vencieron a otras 70 órdenes religiosas, para lograr un contrato para crear un álbum que encabece las listas.

"Nunca buscamos esto, vino a buscarnos a nosotras", dijo la reverenda madre de la abadía de Notre-Dame de l'Annonciation, cerca de Avignon. "En un principio nos preocupó que pudiera afectar nuestra vida de clausura, por lo que le pedimos a San José en nuestras oraciones. Nuestros rezos fueron respondidos", agregó.

Las monjas, cuyo disco de cantos gregorianos se estrenará en noviembre, pertenecen a una orden que existe desde el Siglo VI.
A las hermanas no se les permite salir del convento ni recibir huéspedes y sólo pueden conversar con visitantes a través de una reja. "Pasé el contrato a través de la reja, lo firmaron y lo devolvieron", dijo el jefe de la unidad Decca Records de Universal, Dickon Stainer, en un comunicado.

Para mantener su privacidad, las hermanas también filmarán su propio anuncio televisivo y la fotografía de la cubierta del álbum.

Las monjas, que le ganaron a conventos de América del Norte y África, se unen a un sello que maneja artistas de la talla de Elton John, The Rolling Stones y Lady Gaga, quien fue educada en un convento.

La abadesa dijo que las monjas decidieron grabar el disco con la esperanza de que cambie la vida de las personas.