El presidente boliviano, Evo Morales, navegó este domingo por el lago Titicaca en una balsa gigante para inaugurar las actividades que prepara su Gobierno para recibir este viernes 21 el solsticio de verano en el hemisferio sur.

Morales y una comitiva de ministros, diplomáticos, parlamentarios y líderes sindicales llegaron primero hasta la isla Suriqui, a orillas del lago Titicaca, donde indígenas aimaras construyeron la embarcación de 15 metros de longitud y 4,5 metros de ancho con totora, una especie de junco que crece en la zona.

Los habitantes de Suriqui recibieron a los visitantes con música, bailes y regalos, y luego la comitiva oficial abordó la balsa, bautizada como Thunupa en honor a una deidad andina, para viajar hasta la isla vecina de Intja para un ritual indígena.

En Intja, Morales y cuatro sabios aimaras, llamados "amautas", prendieron una fogata sobre un altar para marcar el inicio de las actividades por el solsticio de verano.

"Será un día histórico el 21 de diciembre y por eso acá arrancamos con el encendido (del fuego), con la fuerza de nuestros pueblos, con el trabajo permanente por la vida y la humanidad", afirmó Morales.

La balsa Thunupa llevará una antorcha con el "fuego sagrado" encendido este domingo en un recorrido de cinco días desde Intja, pasando por una veintena de comunidades indígenas, hasta llegar a la isla del Sol, donde este viernes 21 será la ceremonia principal.

Bolivia ha invitado a mandatarios, investigadores, premios Nobel de la Paz y a toda la población a acudir a ese encuentro internacional denominado "Cerrando el ciclo del no-tiempo y recibiendo el nuevo ciclo; tiempo de equilibrio y armonía para la Madre Tierra (Pachakuti)".

En el encuentro, que se organiza en torno a 13 ejes temáticos, habrá diversas ceremonias y debates sobre la sabiduría, cultura, política y religiosidad de los indígenas y su importancia en la nueva era para la humanidad.

La celebración de la cultura andina será paralela a la de los mayas, para quienes el 21 de diciembre representa un hito en su calendario al marcar el fin de un ciclo y el comienzo de otro.