San Salvador. Trece personas murieron calcinadas y otras cinco sufrieron quemaduras de gravedad luego de que presuntos pandilleros incendiaron un autobús del transporte público en la capital de El Salvador, informó el Gobierno.

El ministro de Justicia y Seguridad salvadoreño, Manuel Melgar, dijo este domingo por la noche que las primeras hipótesis apuntan a que el autobús habría sido detenido por los atacantes usando armas de fuego para luego ser rociado con gasolina e incendiado.
"Este es un acto de terrorismo (...) estamos investigando pero no descartamos que sean pandillas", declaró Melgar a periodistas.

Cifras de la policía indican que unas 13 personas mueren diariamente en El Salvador a causa de la violencia e inseguridad.

Rescatistas detallaron que 11 de las víctimas murieron en el interior del vehículo, mientras que las dos restantes fallecieron en un hospital local.

El ataque ocurrió hacia las 19.05 hora local del domingo (01.05 GMT del lunes) en el populoso municipio de Mejicanos, situado al norte de San Salvador.

Cifras de la policía indican que unas 13 personas mueren diariamente a causa de la violencia e inseguridad generada por las violentas pandillas que operan en el país centroamericano.