México D.F. Al menos 17 presos murieron este lunes durante un tiroteo dentro de un penal en el puerto mexicano de Mazatlán, en un nuevo episodio violento en las cárceles saturadas por un aumento de los arrestos debido a la guerra antidrogas, dijeron autoridades.

Todos los fallecimientos en la cárcel de Mazatlán, un balneario sobre costas del Pacífico, fueron producto de impactos de bala y al parecer ocurrieron durante un enfrentamiento entre grupos rivales.

"Lo que tengo confirmado son 17 muertos (...) todos murieron a balazos", dijo a Reuters Martín Gastelum, portavoz de la fiscalía del occidental estado de Sinaloa, donde se encuentra Mazatlán, sin dar mayores detalles.

En Sinaloa nació el poderoso cártel que dirige el capo del narcotráfico más buscado de México, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Los cárteles del narcotráfico libran batallas entre sí y con fuerzas de seguridad por el control de rutas para introducir drogas a Estados Unidos, el mayor consumidor mundial.

En enero una pelea entre grupos rivales de reos en una prisión del norteño estado de Durango dejó al menos 23 muertos.

Desde el inicio del gobierno del presidente Felipe Calderón en diciembre de 2006, unas 23.000 personas han muerto en la guerra del narcotráfico en el país.

Poco después de asumir el poder, Calderón lanzó operativos con militares y policías contra los cárteles de las drogas.

La ofensiva del Gobierno ha logrado el arresto de decenas de miles de sospechosos de narcotráfico, pero eso provocó que las cárceles del país se saturen aún más, mientras se hacen más comunes las riñas entre bandas rivales al interior de los penales.