Buenos Aires. Al menos 292 mujeres, una cada 30 horas, fueron asesinadas durante el año pasado en Argentina, donde la violencia de género persiste a pesar del reclamo de los colectivos femeninos, según un reporte del Observatorio de Femicidios del Defensor del Pueblo de la Nación.

El trabajo contiene la totalidad de casos relevados a través de fuentes de prensa, de asesinatos a mujeres --niñas, adolescentes o adultas-- perpetrados por hombres por razones asociadas con su género, caratuladas como femicidio o por muerte dudosa bajo sospecha de femicidio, precisó el organismo creado a fines de 2016.

Ese año un informe indicó que se produjeron en el país 290 femicidios y, como consecuencia, 401 hijos perdieron a sus madres.

Según el reporte actual, la provincia con mayor cantidad de casos fue la de Buenos Aires, donde vive el 40% de la población de Argentina, con un total de 119 el año pasado.

Luego se ubicaron los homicidios ocurridos en las provincias de Córdoba, con 26 casos; Salta, con 24; Santa Fe, con 24; y Santiago del Estero, con 19.

Respecto a las víctimas, el 17% fueron menores de 18 años; el 33%, entre 19 y 30 años; el 34%, de entre 31 y 50 años, y el 15%, correspondió a mujeres mayores de 50 años.

En el 16% de los casos la víctima había denunciado previamente a su agresor, mientras que en el 51% de los femicidios no se registró esa información, y en el 33% no estaba hecha la denuncia.

"La Defensoría del Pueblo de la Nación redoblará sus esfuerzos para que todas las herramientas legales que tiene a su alcance y los compromisos internacionales que ha asumido, se conjuguen", afirmó el Observatorio.

El informe propuso, entre otros apartados, poner en marcha "un programa de atención a hombres generadores de violencia contra las mujeres" y "garantizar la obligación estatal de actuar con la debida diligencia para que las mujeres puedan acceder a un recurso judicial efectivo en salvaguarda de sus derechos".

En julio de 2016 el gobierno argentino lanzó el denominado Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que garantiza atención integral y contención a las víctimas, pero los hechos de violencia contra la mujer no cesan.

Por esa razón, desde 2015, los días 3 de junio se realizan marchas al Congreso de la Nación bajo la consigna "Ni una Menos".