Managua, Andina. Miles de ciudadanos en las provincias se dirigían este sábado a Managua para participar en marchas a favor o en contra de la candidatura del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega quien aspira a reelegirse en los comicios generales del 6 de noviembre.

Los opositores a la participación de Ortega en las elecciones, por considerar que su candidatura es ilegal al infringir la disposición constitucional que prohíbe la reelección presidencial, comienzan a concentrarse en las afueras sureste de la capital nicaragüense.

Violeta Granera, dirigente del Movimiento por Nicaragua (MPN) dijo durante una comparecencia en una radioemisora local, que las delegaciones provinciales se encontraron con "piquetes" de activistas sandinistas que intentaron obstaculizar la salida de autobuses repletos de opositores que se dirigen a la capital.

No obstante indicó que miles de ciudadanos que exigen elecciones limpias y transparentes, observadas por organismos nacionales e internacionales, se han comenzado a concentrar en Managua superando los obstáculos para participar en la marcha contra la reelección presidencial.

En tanto activistas del gobernante Frente Sandinista, convocados por la dirigencia de la Juventud Sandinista 19 de Julio, marchan desde diversos puntos de Managua, hacia la rotonda de "El Periodista" en el costado oeste de la ciudad, para participar en una marcha y festival por el amor, la paz y la vida.

En la marcha y festival sandinista participan miles de empleados públicos, estudiantes de colegios públicos, maestros, trabajadores de la salud, de la alcaldía capitalina, entre otros, que visten camisetas blancas con leyendas electorales, en algunas de las cuales puede leerse: "Yo amo a Daniel Ortega".

En el festival sandinista que concluirá en la cercanía de las instalaciones del Consejo Supremo Electoral (CSE), declarado como "zona de seguridad" por la Policía Nacional, participan bandas musicales de diversos colegios públicos de Managua.

Líderes de la Unión Ciudadana por la Democracia (UCD), que agrupa a organismos de la sociedad civil de Nicaragua reiteraron este sábado que la marcha contra la reelección del presidente Daniel Ortega será "totalmente pacífica".

La capital nicaragüense se encuentra, en varias zonas importantes, fuertemente vigilada por agentes de la Policía Nacional, que ha dado garantía que ambas marchas se realizarán en orden y en respeto de las disposiciones de ley.

Este viernes en un comunicado, la UCD pidió a los asistentes a la marcha abstenerse de portar artefactos prohibidos, como los "morteros" o bombas caseras que acostumbran utilizar los activistas del gobierno.

Organismos civiles convocaron la marcha para protestar contra la nueva postulación presidencial de Ortega, por considerarla "ilegal, inconstitucional e ilegítima" ya que la Carta Magna prohíbe ocupar el alto cargo en dos períodos continuos y por más de dos ocasiones.

Ortega, quien gobernó por primera vez de 1985 a 1990, se ampara en una polémica sentencia judicial que declaró "inaplicable" para su persona el artículo 147 constitucional que establece la prohibición.