Managua. Nicaragua dijo el sábado que la captura de un pesquero colombiano la realizó en aguas bajo su jurisdicción, después de que Colombia pidió aclarar si el incidente se había realizado en una zona del Mar Caribe en disputa entre los dos países.

El ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, dijo el viernes que Nicaragua interceptó y remolcó hacia su territorio un pesquero colombiano en la zona de Serranilla, un área que actualmente está en litigio fronterizo entre ambos países.

Pero el sábado la fuerza naval de Nicaragua informó que la captura del pesquero "Laura Any", con 23 tripulantes colombianos, se realizó al noreste de Cabo Gracias a Dios, una zona en la que también detuvieron a otra embarcación con otros cinco colombianos.

"Ambas embarcaciones faenaban en aguas nicaragüenses (...) nosotros patrullamos nuestras aguas y son aguas nicaragüenses donde realizamos la captura de estas embarcaciones", dijo Roger González, jefe de la fuerza naval, en rueda de prensa.

Además de los barcos, la fuerza naval dijo que había detenido el jueves otras dos lanchas colombianas que pescaban sin permiso en aguas cercanas a Corn Island, una isla turística en el Caribe de Nicaragua.

Los pescadores fueron puestos a disposición de las autoridades de migración, que procederán a su deportación a Colombia.

Las grandes embarcaciones capturadas partieron de la isla de San Andrés, bajo dominio de Colombia pero que es reclamada por Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, junto con otras islas y territorio marítimo en el Caribe.

La corte de La Haya aún no ha emitido sentencia sobre la querella iniciada por Nicaragua, que desconoce un tratado de 1928 que trasladó el dominio de San Andrés a Colombia y que aduce fue forzado a firmar porque estaba bajo ocupación militar de Estados Unidos.