Washington. El presidente Barack Obama repudió el atentado en contra de la congresista estadounidense por Arizona, Gabrielle Giffords, quien recibió un disparo y se encuentra herida de gravedad luego de que un hombre abriera fuego durante una reunión en Tucson.

El mandatario afirmó esta "es una tragedia para Arizona y para el país entero". Relató que el sospechoso se encuentra detenido pero aún se ignora las causas del ataque que costó la vida de al menos a 5 personas, entre ellas un juez federal y una niña de 9 años.

El mandatario calificó el acto "repudiable" y aclaró que "en una sociedad libre no hay espacio para esto".

Con respecto a Gifford dijo "ella está luchando por su vida", "ella es una amiga, una persona a quien le importan los demás".

Obama agregó que ya conversó con la gobernadora de Arizona y le confirmó que tiene los recursos disponibles del gobierno federal para enfrentar y aclarar este crimen.

A su vez la gobernadora Jan Brewer indicó que "el estado de Arizona está en estado de shock y entristecido por la tragedia de Tucson". Afirmó que se siente "devastada", destacando el trabajo de la congresista. Indicó que las banderas se bajarán a media asta en recuerdo a quienes perdieron la vida. Y añadió que se trata de una "tragedia increíble, es una pesadilla, no nos imaginabamos que esto pudiera ocurrir".

Al igual que el presidente Obama, la gobernadora llamó a los estadounidense a rezar para que una tragedia como esta nunca más se produzca.

Giffords, una demócrata de 40 años se encuentra en su tercer mandato como congresista, fue transportada en helicóptero a un hospital en Tucson poco después del tiroteo en un supermercado Safeway en la ciudad del estado de Arizona.

Especialistas del University Medical Center Darci Slaten indicaron que la parlamentaria sobrevivió a la operación y se mantiene en estado grave. Entre los heridos de gravedad se mantienen otras nueve personas.

La radio NPR, citando a la oficina del sheriff del condado de Pima, en Arizona, informó inicialmente que Giffords y otras seis personas habían muerto en el tiroteo, aunque más tarde señaló que existían reportes contradictorios. La cadena de televisión Fox News reportó que entre 12 y 15 personas habían sido alcanzadas por los disparos.

Giffords estaba presentando el evento "El Congreso en Tu Esquina", reuniones públicas para darle a los electores la posibilidad de conversar directamente con ella, cuando fue atacada desde unos 1,2 metros de distancia.

Se indicó que el sospechoso intentó huir pero fue atrapado por un transeúnte y detenido por la policía, sin embargo, aún se desconoce las causas que motivaron este ataque.

Giffords, reelecta en la votación del 2 de noviembre, estaba enfocada en una reforma a la inmigración, temas militares, investigaciones relacionadas con células madre y energías alternativas mientras servía en el Congreso.

La congresista está casada con el astronauta estadounidense Mark Kelly y asumió como legisladora por primera vez en enero del 2007. El año pasado fue reelecta para representar al distrito fronterizo con México.

Antes de ir a Washington, Giffords se desempeño en la legislatura de Arizona del 2000 al 2005 y encabezó el negocio familiar de neumáticos y autos.

Tras las elecciones de noviembre, Giffords fue nombrada por el sitio político Real Clear Politics como séptima en su "Lista de 10 jugadores en ascenso en el Congreso de Estados Unidos".

La parlamentaria es considerada fuerte impulsora de mayores medidas de seguridad en las fronteras de Estados Unidos y quiere que el gobierno federal ayude a que las comunidades limítrofes de Arizona sean más seguras frente a la inmigración ilegal.

En julio del 2010, llamó al presidente Barack Obama a que fuera a la frontera de Arizona "para apreciar de cerca la seriedad de a lo que se enfrenta la gente de Arizona".