Ginebra. Hasta 200.000 haitianos podrían contraer cólera ante la posible expansión del brote, que ya causó unas 800 muertes, en la devastada nación caribeña de unos 10 millones de habitantes, dijo el viernes Naciones Unidas.

Esa cifra duplicaría los 100.000 casos registrados durante una gran epidemia de cólera en Zimbabue durante agosto del 2008 y julio del 2009, que dejó 4.287 muertos. La previsión de la ONU sobre el número de casos en Haití se basa parcialmente en las cifras de Zimbabue.

En un plan estratégico entregado por el Gobierno de Haití y agencias humanitarias, la ONU dijo que el país necesita US$163,9 millones en ayuda durante el próximo año para combatir la epidemia, el primer brote de la enfermedad que ve el país en un siglo.

El cólera también podría extenderse hacia la vecina República Dominicana, agregó el organismo internacional.

"La estrategia anticipa un total de hasta 200.000 personas con síntomas de cólera, desde casos de diarrea leve hasta la más severa deshidratación", dijo Elisabeth Byrs de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU durante una conferencia de prensa en Ginebra el viernes.

"Se espera que los casos aparezcan en un estallido de epidemias que ocurrirán repentinamente en diferentes partes del país", declaró.

La cifra de muertos del brote subió a 800 este jueves y al menos 11.125 pacientes han sido hospitalizados desde que comenzó la infección hace más de tres semanas.

"La tasa de mortandad no está aumentando pero aún es mucho mayor a lo usual, 6% o 7%. Debería ser mucho menor", dijo el Gregory Hartl, portavoz de la Organización Mundial de Salud (OMS), en la misma conferencia.

Factores clásicos de riesgo. La epidemia de Haití fue agravada por las inundaciones que trajo el huracán Tomas este mes y se sumó a una emergencia humanitaria tras un terremoto en enero que dejó más de 250.000 muertos.

El sismo dejó a unas 1,5 millones de personas sin hogar y las condiciones de vida en el Estado más pobre del hemisferio occidental dejan a las personas extremadamente vulnerables a la enfermedad, que se contagia mediante alimentos o agua sucia.

Toda la población está en riesgo ya que nadie está inmunizado contra el cólera.

El país posee todos los factores de riesgo clásicos de la enfermedad: campamentos sobrepoblados para los sobrevivientes del terremoto desplazados, una eliminación inadecuada de desechos humanos y la contaminación de alimentos durante o después de su preparación.

Se han confirmado casos en cinco de los 10 departamentos, incluyendo la capital Puerto Príncipe, con una "alta probabilidad de extenderse por todo el país en los próximos meses", según el documento de estrategia de la ONU.

"Adicionalmente, la población de la República Dominicana con la que Haití comparte la isla de la Española está el riesgo", señaló el texto, agregando que "se debe prestar especial atención a las zonas de cruce fronterizo y a las poblaciones desplazadas, móviles y vulnerables".

Un gran desafío es entregar a la población el mensaje de que se puede evitar el contagio de cólera con medidas como lavarse las manos con frecuencia y hervir el agua antes de ingerirla.