Lima. El Papa Francisco advirtió este domingo, en el cierre de su visita por Chile y Perú, que América Latina está inmersa en una profunda crisis de corrupción, con una política "muy enferma" en la mayoría de los países de la región.

Durante un diálogo con obispos peruanos, hizo mención a la constructora brasileña Odebrecht, que ha admitido el pago de sobornos, como un ejemplo de la avaricia que se desató en toda esta parte del continente americano.

"Creo que la política está en crisis, muy en crisis, en América Latina por corrupción", afirmó. "Hoy podemos hablar que gran parte de Latinoamérica sufre en su política una gran decadencia debido en parte a la corrupción. El caso Odebrecht es simplemente una anécdota chiquita".

En este contexto, preguntó: "¿Qué le pasa a Perú que cada vez que sale un presidente lo meten preso? (Ollanta) Humala está preso, (Alejandro) Toledo está preso (prófugo de la justicia en Estados Unidos), (Alberto) Fujimori estuvo preso, Alan García cuestionado; y presos con rabia ¿no? El sistema llama la atención".

El viernes, con el presidente Pedro Pablo Kuczynski sentado a su lado, el religioso argentino pidió un mayor compromiso en Latinoamérica para combatir la corrupción, a la que calificó de "virus social" que infecta los cimientos de la democracia en la región.

"La política está enferma, está muy enferma. Y hay excepciones. Pero, en general, está más enferma que sana", afirmó el Papa.

Kuczynski, que encara criticas por otorgar un polémico indulto al exmandatario Alberto Fujimori que estuvo preso por abusos a los derechos humanos y corrupción, es asediado también por un escándalo vinculado a Odebrecht.

En Perú, la trama de corrupción ha involucrado a cuatro gobiernos, incluido el de Kuczynski, quien en diciembre se salvó de una destitución en el Congreso luego de recibir el apoyo de un bloque del partido político de los hijos de Fujimori.

"La política está enferma, está muy enferma. Y hay excepciones. Pero, en general, está más enferma que sana", afirmó el Papa este domingo en una referencia más amplia.

El escándalo de Odebrecht ha sacudido durante años a Brasil, la mayor economía de la región, enviando a docenas de ejecutivos y legisladores de alto perfil a prisión.

El Papa ha hablado sobre corrupción durante viajes anteriores a América Latina. En Paraguay, en 2015, llamó a la corrupción "la peste, es la gangrena de la sociedad".