Nueva York. Se dice que Hollywood nunca permite que la verdad se interponga en el camino de una buena historia, y aunque la nueva película sobre Facebook haya dejado a algunos críticos preguntándose si el relato es real o ficticio, es poco probable que eso le importe al público.

"The Social Network", que se estrenó en Estados Unidos este viernes, recibió por adelantado una crítica favorable e incluso hay rumores de posibles candidaturas al Oscar, aunque la afirmación de que el filme narra la verdadera historia del nacimiento de la red social se extrae de un libro que ha sido cuestionado por sus métodos periodísticos.

"La mayoría de las audiencias tienen la capacidad de entendimiento necesaria para saber que en el proceso de rodaje algunos hechos se representan como verdades a medias, y que se añaden elementos ficticios para adornar la historia", dijo el columnista del Village Voice, Michael Musto.

Así, "The Social Network", del director David Fincher, se incorpora a una larga lista de cintas de Hollywood que han creado polémica por representar a personas reales de manera creativa y escenas de acontecimientos que nunca han ocurrido.

La película muestra escenas de testimonios tomados de demandas judiciales presentadas contra Zuckerberg por parte de Saverin y los gemelos Winklevoss.

Ambos procesos legales terminaron cuando las partes llegaron a grandes acuerdos extra judiciales.

Sorkin dijo a Reuters que aunque la cinta "está basada en el libro", él había realizado su propia investigación y explicó que el filme había sido "sometido a un minucioso examen por parte de un equipo de abogados".

"A ellos sólo les importa que (la película) no esté diciendo nada que no sea cierto o difamatorio. Cuando la verdad es discutible, dejamos eso en claro también", comentó.

Pero en una era en la que los espectadores demandan un televisivo estilo "reality" aún sabiendo que éste a menudo carece de veracidad, puede que el público preste menos atención que nunca a este elemento, según expertos cinematográficos.

"Hemos desdibujado tanto la línea que separa la realidad y la ficción en la televisión y el cine que no importa que los guionistas y autores se tomen libertades para imaginar algo dramático e interesante", dijo el columnista y crítico cinematográfico de Deadline Hollywood, Pete Hammond.

Historia. "The Social Network" cuenta cómo el fundador de Facebook Mark Zuckerberg pasó de ser un estudiante arrogante y asocial en la Universidad de Harvard, con problemas para relacionarse con las chicas, a crear la red social que actualmente tiene más de 500 millones de miembros y vale decenas de miles de millones de dólares.

El hecho de que Zuckerberg no colaborase en la película ha avivado la polémica sobre el libro en el que está basada, "The Accidental Billionaires: The Founding of Facebook, A Tale of Sex, Money, Genius and Betrayal", de Ben Mezrich.

"Gran parte del libro es ficción. Es mi vida, de modo que sé que no es tan dramática", dijo Zuckerberg a Oprah Winfrey recientemente en su programa de TV.

Pero los realizadores del filme dicen que éste está basado en hechos reales, narrado desde tres perspectivas: la de Zuckerberg, la de su ex amigo y cofundador de Facebook Eduardo Saverin y la de sus ex compañeros en Harvard, los hermanos Tyler y Cameron Winklevoss. 

Criticas favorables y ¿carrera al Oscar? Los filmes que cuentan con la colaboración de las personas sobre quienes tratan - como las taquilleras "The Blind Side, un sueño posible" y "Erin Brockovich" - son objeto de escasa polémica. De hecho, Sandra Bullock y Julia Roberts, protagonistas de ambas películas, ganaron un Oscar por su interpretación.

Sin embargo, las demandas judiciales contra las cintas que dicen falsamente estar basadas en hechos reales son difíciles de probar. Hace dos años un juez rechazó una demanda por US$55 millones (unos 40 millones de euros) presentada por ex agentes de la DEA contra el estudio cinematográfico que realizó "American Gangster".

Incluso cuando la historia o los personajes son objeto de polémica, algunos públicos comprenden que las películas exageran, según los expertos.