Lima. Perú dijo este miércoles que alista un programa preventivo para disminuir los efectos de un terremoto, días después de que su vecino Chile fuera devastado por uno de los peores sismos de la historia.

El presidente de Perú, Alan García, explicó que el programa será confeccionado por cientos de expertos que realizarán una revisión de las zonas más críticas y de riesgos de derrumbe frente a un fuerte movimiento telúrico.

"Necesitamos que todas las familias estén adecuadamente preparadas para saber qué hacer en caso de un sismo de gran intensidad, saber cuál es el lugar más seguro desde el punto de vista estructural y antisísmico, y reforzarlo", dijo tras una reunión con su gabinete de ministros.

García, quien viajó el martes a Chile para entregar ayuda humanitaria, dijo que hay muchas viviendas en Lima y Arequipa, las dos mayores ciudades de Perú, que se han construido "sin respetar ciertas normas antisísmicas".

América Latina ha sufrido en lo que va del año dos terremotos. El movimiento de magnitud 8,8 de Chile del sábado cobró 802 víctimas y la cifra podría subir. En Haití unas 212.000 personas murieron por un sismo de magnitud 7.

"Las viviendas caen o se derrumban después de 10 o 20 segundos de sacudidas, son estos segundos los fundamentales y si la familia sabe qué lugares son los más seguros, podemos salvar muchas vidas", afirmó el mandatario.

Perú, también con una historia de terremotos, sufrió en 2007 los estragos de un sismo de magnitud 7,9 en la zona costera central del país, que dejó unos 600 muertos y miles de viviendas destruidas.

García dijo que los expertos, que contarán con el apoyo de la policía nacional y las fuerzas armadas, realizarán un análisis para detectar la "inhabitabilidad" de las viviendas para reubicarlas o en todo caso reforzarlas.

El presidente peruano anunció también la adquisición de un sistema de detección y alerta temprana de tsunamis.

La mayoría de las víctimas tras un fuerte terremoto son por los tsunamis que se desatan tras el movimiento de la tierra.

"Debemos advertir a todo aquel que viva a 500 metros de la ribera del mar por principio y cada vez que ocurra un sismo o si está al nivel del mar, debe buscar inmediata protección alejándose de las cercanías de la zona de baja o alta marea", recomendó el mandatario peruano.

La costa del Pacífico en América del Sur se encuentra en una zona sísmica entre dos placas tectónicas. La placa de Nazca se está hundiendo bajo la placa Sudamericana y por eso se producen los sismos, según expertos.