Lima. El líder más importante del grupo guerrillero Sendero Luminoso de Perú fue encontrado muerto por las fuerzas de seguridad tras ser baleado en una disputa con narcotraficantes en la selva, anunció el domingo el presidente Ollanta Humala, en su primera gran victoria contra los remanentes del movimiento rebelde.

Florindo Eleuterio Flores, alias Artemio, encabezaba el grupo remanente de la guerrilla que se involucró en el tráfico de cocaína después de que los fundadores del movimiento maoísta fueran capturados durante una sangrienta guerra contra el Estado en la década de 1990.

Perú es el mayor productor mundial de coca, la materia prima para la cocaína.

"Dadas las condiciones en las que se han venido desarrollando las operaciones yo tengo la certeza de que es el terrorista Artemio", afirmó Humala. "Creo que con esto empieza la pacificación del Alto Huallaga", agregó.

Por años, la policía peruana antidrogas había intentado arrestar a Artemio y Estados Unidos ofreció hace casi dos años una recompensa de cinco millones de dólares a quienes ayudaran a capturarlo.

Humala, que se enfrentó contra Sendero Luminoso cuando era oficial militar en la década de 1990, ha prometido incrementar los esfuerzos para atrapar a los rebeldes considerados como "narcoterroristas" por el Gobierno.

Su predecesor, el ex presidente Alan García, fracasó en su intento por arrestar a los varios cientos de rebeldes que aún no deponen sus armas.