Dos muertos y 27 heridos dejó este sábado un nuevo operativo de la policía que busca reubicar a comerciantes del principal mercado de abastos de la capital de Perú, dijo el Gobierno, elevando a cuatro las víctimas fatales en los últimos dos días por este conflicto.

El pasado jueves, un violento enfrentamiento entre las fuerzas del orden y grupos atrincherados en el mercado mayorista dejó los primeros dos muertos, en un conflicto que ha puesto en jaque a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán.

"Se ha reportado un fallecido producto de un disparo y el segundo por un arma punzo cortante. En un ambiente de alta presencia de delincuentes, lo que ha ocurrido son enfrentamientos entre ellos, que ha generado lamentablemente una situación así", afirmó el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, al canal estatal TV Perú.

El operativo emprendido por la policía en coordinación con el municipio de Lima intenta trasladar a los comerciantes del mercado mayorista "La Parada", ubicado en el centro de Lima, a un lugar del este de la ciudad, que cuenta con un equipamiento moderno y garantías de salubridad.

Pero los dueños de locales de "La Parada", fundado hace 50 años, se resisten y algunos habrían contratado delincuentes para impedir la reubicación, según las autoridades municipales.

La explosión del conflicto se produjo el mismo día en que una autoridad electoral aceptara unas 400.000 firmas de ciudadanos para iniciar un proceso para destituir a la alcaldesa Villarán, que inició sus funciones en enero del 2011 para un periodo de cuatro años.

Pedraza aseguró que la policía no es responsable de los dos fallecidos reportados este sábado, debido a que las fuerzas del orden no están utilizando armas de fuego.

El ministro del Interior dijo que hasta el momento hay 77 detenidos por el operativo, que comprendió el bloqueo del acceso al mercado con grandes barricadas de cemento. Este jueves, la policía intentó hacer lo mismo pero grupos agredieron a los agentes y saquearon las tiendas comerciales aledañas al mercado.

La alcaldesa Villarán afirmó que esta acción del municipio y la policía seguirá hasta restablecer el orden y la seguridad en la zona del conflicto, que por años se ha caracterizado como un lugar de caos, inseguridad e insalubridad.

"Hoy día los verdaderos (comerciantes) mayoristas, los que no contrataron delincuentes, todos ellos han dicho nos vamos a (al nuevo mercado) Santa Anita", dijo Villarán a la radio local RPP.

Santa Anita es un nuevo mercado mayorista construido por el municipio limeño para reemplazar al antiguo mercado, que prácticamente abastece de alimentos a toda la capital peruana.

Este conflicto social se suma a los cientos que han estallado en el país sudamericano durante los 15 meses de Gobierno del presidente Ollanta Humala, y que hasta la fecha han dejado 23 muertos.