Bogotá. Perú superó a Colombia como el mayor productor mundial de hoja de coca con 119.000 toneladas métricas en el 2009 y de mantenerse la tendencia podría convertirse en el primer abastecedor de cocaína del mundo, informó este martes una agencia de Naciones Unidas.

Pese a que Colombia registró la mayor extensión de cocales en la región andina -68.000 hectáreas-, la productividad de los plantíos localizados en Perú fue superior, de acuerdo a un reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

"En Perú, el área de coca sigue aumentando por cuarto año consecutivo; aumentó 6,8%, de 56.100 hectáreas en 2008 a 59.900 hectáreas en 2009. En Bolivia, ha habido poco cambio en el cultivo de coca, ya que aumentó en un 1 por ciento a 30.900 hectáreas", dijo Aldo Lale-Demoz, representante en Colombia de la ONUDD.

"Por lo tanto, utilizando el indicador denominado potencial de producción de hoja de coca, estamos reportando que Perú ya sobrepasó a Colombia como el mayor productor mundial de hoja de coca", precisó el funcionario.

Según el experto, la producción de hoja de coca en Perú en el 2009 ascendió a 119.000 toneladas -45,4% de la región andina-; mientras que Colombia, con 103.000 toneladas, produjo 39,3%.

Para Bolivia se reportó una producción de hoja de coca de 40.200 toneladas, que representó 15,3% de la región, precisó Lale-Demoz.

En 2009 los cultivos de hoja de coca en Colombia bajaron 16%, a 68.000 hectáreas, en comparación con 2008 y 60% en la última década.

La ONU y el gobierno de Colombia atribuyeron la caída de los cocales a las campañas de erradicación y fumigación combinadas con una mayor presencia del Estado en las zonas de producción con programas de asistencia y desarrollo social.

La capacidad de producción de cocaína de Colombia bajó el año pasado 9%, a 410 toneladas, de acuerdo con el informe, que no suministró las cifras de Perú y Bolivia.

Perú amenazado. El director ejecutivo de la ONUDD, Antonio María Costa, advirtió sobre el riesgo de que Perú también desplace a Colombia como el primer productor mundial de cocaína.

"Si la tendencia actual continúa, Perú pronto superará a Colombia como el productor de coca más grande del mundo", dijo citado en un comunicado en el invitó al Gobierno de Lima a aumentar los esfuerzos para combatir el narcotráfico.

En esa percepción coincidieron analistas en Perú.

"La proyección que nosotros habíamos hecho de que en 2011 pasaríamos a ser los primeros productores (de cocaína) si siguen las cosas como están, ahora la vamos a tener que adelantar a este año", dijo el analista en temas de seguridad y narcotráfico Jaime García.

"Este año Perú pasaría a ser el primer productor de hoja de coca, de cocaína y de exportaciones", agregó.

Los esfuerzos del Gobierno peruano para frenar los cultivos de hoja de coca y el narcotráfico son insuficientes, lo que representaría una seria amenaza para la seguridad, advirtió.

"Lo que evidencian esas cifras es que el narcotráfico sigue creciendo en el Perú, la primera amenaza a la seguridad nacional en este momento es el narcotráfico y es algo que se viene consolidando año a año, lamentablemente", remarcó.

En Perú, los narcotraficantes actúan en alianza con remanentes del grupo guerrillero Sendero Luminoso que se han replegado a zonas selváticas y andinas tras la captura de su líder, Abimael Guzmán, en 1992. Esos remanentes cuentan ahora con sus propios laboratorios de producción y cultivos.

El ministro del Interior de Colombia, Fabio Valencia, celebró que su país dejara de ser el primer productor mundial de hoja de coca y dijo que es resultado de una ardua lucha que ha requerido millones de dólares y ha cobrado cientos de vidas de efectivos de las Fuerzas Armadas y civiles.

"Es una gran noticia que Colombia dejó de ser el primer productor mundial de hoja de coca", declaró.

Valencia ofreció asesoría a las Fuerzas Armadas y al Gobierno de Perú para que apliquen el modelo que le permitió a Colombia reducir el área cultivada con cocales y la producción de cocaína, actividad en la que está implicada la guerrilla izquierdista, antiguos paramilitares de ultraderecha y cárteles de narcotraficantes.