El viceministro de Justicia, José Ávila, afirmó que el Perú es un digno ejemplo en América Latina en cuanto al pago de reparaciones a favor de las víctimas por el terrorismo que afectó el país en la década de 1990-2000.

Indicó que era importante la contribución con cerca de 500 millones de soles (US$167M) para estas personas afectadas, lo que constituye “una cifra histórica”, debido a que en otras gestiones “no se había dado ese reconocimiento económico para reparar y honrar estas deudas”.

“Estamos hablando de más de 180 millones de dólares que este gobierno ha reconocido en el proceso de reparaciones, este es un ejemplo digno en la región de América Latina”, manifestó.

Dijo que, si bien se avanzó “muchísimo” en ese tema, aún existen algunos retos que cumplir, como revisar el marco legal relativo a las reparaciones a estas víctimas.

“El próximo año esperamos revisar todo el marco legal para ver donde están algunas inequidades en las leyes, en las normas que regulan todo este proceso de reparaciones para hacer algunos ajustes”, refirió en declaraciones a la Agencia Andina.

De esta manera, afirmó el viceministro Ávila serán “más justos” en el reconocimiento de las reparaciones, pues ese es un desafío que se tiene como Gobierno y como Estado.

ACS ha obtenido un contrato para remodelar la central eléctrica de Tula (México), a través de Avanzia, que ha logrado el contrato integral por valor de 264,7 millones de euros (US$322 mil millones) .

En un comunicado difundido hoy, ACS recuerda que el grupo Avanzia integra todas las actividades en México del grupo de Servicios Industriales de ACS y añade que recientemente ha obtenido otros contratos para proyectos similares en las centrales de Manzanillo y El Sauz, en Querétaro.

Asimismo, informa de que el nuevo proyecto de la central eléctrica de Tula comenzará en febrero de 2015 con un programa de ejecución de 29 meses para el primer ciclo combinado y de 31 meses para el segundo ciclo.

Añade que la obra ha sido encargada por la Comisión Federal de Electricidad de México (CFE) y destaca que los trabajos incluyen la ingeniería, suministro de equipos, construcción y puesta en marcha de dos trenes de ciclo combinado, así como servicios complementarios requeridos para su operación eficiente.