Bogotá. Los tripulantes del barco pesquero colombiano, que fue detenido por Nicaragua, afirmaron ser víctimas de un “secuestro”, pues aseguraron que integrantes de la Armada nicaragüense los detuvieron en aguas de Colombia.

El maquinista de la embarcación, Ulises Serrano, narró a El Tiempo que "llegaron unos tipos en lanchas rápidas, sin emblemas de nada; nos apagaron el GPS y me obligaron a mover el barco hasta Nicaragua".

Por ello indicó que fue víctima de "un secuestro, porque fui obligado a mover el barco de noche hasta Nicaragua, contra mi voluntad", señaló El Universal.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia entregó este lunes una nota de protesta al Gobierno de Nicaragua por el hecho, argumentando que "constituye una flagrante violación de las normas y principios del Derecho Internacional".

En el documento, Colombia "exige a Nicaragua la inmediata e incondicional liberación de los tripulantes, la devolución en condiciones de seguridad de la embarcación con sus equipos y aparejos, y el producto mismo de la pesca".

El gobierno de Uribe está investigando si se capturó a la nave en aguas colombianas, pues de ser así, ello “constituiría una violación de la soberanía marítima", advirtió la nota.