Caracas. Un leve aumento tuvo el estudio realizado por el Instituo Nacional de Estadísticas (INE), sobre la tasa de pobreza crónica existente en Venezuela que alcanzó, durante el primer semestre del 2010, un total de 11,6%, cifra que supera en 0,2% más al mismo período del año anterior.

El comportamiento social, que afecta a aquella población que no puede superar su situación pese a la atención directa recibida, se debe a la recesión económica que está afectando al país sudamericano, y que perjudicó a un total de 771.131 familias venezolanas durante el primer semestre de este año.

Además, el análisis ejecutado por el INE refleja que las familias que se encuentran más susceptible alcanza un total de 15,2% de la población, cifra que considera una cantidad de 1.011.691 hogares. En este grupo se encuentran aquellos habitantes que pueden satisfacer sus necesidades básicas, sin embargo sus ingresos se encuentran por debajo de la línea de pobreza.