San Petersburgo. Artistas radicales rusos pintaron un gigantesco pene en un puente levadizo en el centro de San Petersburgo para protestar antes de una reunión que es considerada como la respuesta rusa al Foro Económico Mundial, dijo este miércoles la policía.

Con 65 metros de largo y 27 de ancho, el falo de colores claros se alza y brilla frente al elegante horizonte de la capital de la era imperial cuando el puente se levanta para permitir el paso de barcos en las soleadas tardes de verano del norte de Rusia.

El colectivo artístico Voina (Vía) dijo que dibujó el grafiti el lunes para protestar contra las medidas de seguridad que se espera que se adopten durante el Foro Económico Internacional, que comenzará el 17 de junio en San Petersburgo, hogar del presidente ruso, Dmitry Medvedev, y del primer ministro Vladimir Putin.

El arte político no autorizado y los mensajes públicos en la forma de grafiti o pinturas son extremadamente raros en Rusia.

"Hemos pintado un falo gigante para mostrar lo que el FSB y el ministerio del Interior están haciendo en términos de seguridad por el foro", dijo Voina en un comunicado. El FSB es el Servicio de Seguridad Federal, la principal agencia de seguridad interna de Rusia.

Cuando el puente se abre, el pene parece estar erecto junto al cuartel local del FSB, sucesor de la KGB.

El falo seguía visible este miércoles, cuando uno de los artistas fue multado por la policía, dijo un portavoz.

Voina se hizo conocido en la escena de blogueros rusos hace dos años, cuando filmaron a cinco parejas teniendo relaciones sexuales un día antes de la última elección presidencial de Rusia. El acto fue visto como un juego de palabras irónico sobre el traspaso de poder.