San Salvador. Una mujer murió y socorristas desalojaron a unas 2.000 personas en El Salvador y Nicaragua, mientras que el fortalecimiento de un sistema de baja presión amenaza con convertirse en la primera tormenta de la temporada 2010 de huracanes del Pacífico.

El sistema, localizado en aguas del Pacífico frente a costas de Guatemala y al sur de México, provocó el viernes lluvias torrenciales en América Central, elevó el caudal de ríos y provocó daños en viviendas.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que el sistema podría convertirse en una depresión tropical el sábado y en una tormenta tropical el domingo.

Una mujer de 48 años murió ahogada en Nicaragua después de que intentó cruzar un río con un caudal crecido por las lluvias, dijo el subjefe de la Defensa Civil, coronel Gilberto Narvaez.

Más de 150 personas murieron en El Salvador en noviembre debido a los estragos causados por el huracán Ida, que provocó inundaciones y deslaves.