En Montevideo, la capital de Uruguay, hay unos 282 centros de educación inicial habilitados y 84 en el departamento de Canelones, según datos del último censo realizado en 2007.

El área de Educación Inicial del ministerio de Educación y Cultura es la encargada de inspeccionar los centros a los que concurren los niños y otorgar las habilitaciones correspondientes.

“Entre 2007 y 2008 comenzamos con la supervisión de todos los centros de educación inicial, y constatamos que entre Montevideo y Canelones había unos 40 que funcionaban de forma irregular”, indicó a Observa la encargada del Área de Educación en la Primera Infancia, Pilar Petingi.

En 2006, el ministerio de Educación, las intendencias de Canelones, Montevideo, Florida y San José firmaron un acuerdo con el ministerio del Interior y la Dirección Nacional de Bomberos en el que establecieron los requisitos edilicios y educativos con los que deben contar estos centros para poder estar habilitados.

“Los centros no pueden ser instalados en los hogares. Deben contar con un metraje determinado por la cantidad de niños inscriptos, un inodoro cada diez niños, cambiadores en caso de que existan bebés, luminosidad adecuada y personal formado”, indicó la funcionaria.

Según dijo, existen más centros que cumplen con estos requisitos. “Mejoró ladesignación de responsables pedagógicos formados en los centros. Se pasó del 6% al 98% de los centros abiertos. El 89% tiene proyecto educativo institucional y el 57% cuenta con un área de cobertura de emergencia médica, mientras que el resto está en trámite”, dijo.

El área de Registro Activo del MEC fue creada en 1996. Los inspectores encargados de constatar que los centros cumplan con todos los requisitos recorren los lugares entrevistando a propietarios, funcionarios y a los propios alumnos.

“Evidentemente las faltas edilicias son las que saltan a la vista. Sin embargo, el equipo está preparado para percibir en pequeños gestos grandes faltas. Por ejemplo, si los niños se encuentran a gusto, felices, si hablan de las actividades que realizan en el centro, si hay personal suficiente, si el trato es afectuoso”, dijo Petingi.

Actualmente, 12 centros están en proceso de clausura de los cuales dos ya están determinadas.

Petingi indicó que los padres deben tomar varios recaudos a la hora de elegir el centro educativo al que mandarán a sus hijos.

“Los padres tienen que tener responsabilidad social, sentir si ese es el lugar adecuado cuando la mirada no alcanza. Los padres tienen que pedir la documentación de habilitación si es que el centro no la exhibe o comunicarse con el ministerio para saber si todo está en regla”, dijo.