Sao Paulo. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, condenó este martes el ataque de comandos israelíes a una flotilla que llevaba ayuda humanitaria a la Franja de Gaza y afirmó que con acciones de esa naturaleza no se logra la paz, sino con el diálogo.

El Gobierno de Brasil también exigió la liberación "rápida e incondicional" de la cineasta brasileña Iara Lee, que viajaba en uno de los seis barcos del convoy atacado con un saldo de nueve activistas muertos. Los integrantes de la flotilla fueron detenidos o deportados por Israel.

"Existen millones de millones de razones para que construyamos la paz, pero no existe una sola razón para construir la guerra", dijo Lula en un discurso durante una visita a la fábrica de Volkswagen en la localidad de Sao Bernardo do Campo.

Antes de criticar a Israel, Lula se refirió al acuerdo alcanzado en mayo por Brasil y Turquía con Irán sobre la base del cual Teherán aceptó un canje de uranio levemente enriquecido por combustible nuclear.

Las negociaciones se dieron en medio del intento de imponer una nueva ronda de sanciones internacionales a la república islámica para obligar al país a interrumpir sus actividades de enriquecimiento de uranio.

"Aquello que los estadounidenses no estaban logrando desde hacía 31 años, nosotros lo conseguimos en 18 horas de conversación e Irán resolvió sentarse a la mesa de negociación en una demostración de que el diálogo es la mejor forma de resolver los conflictos", declaró el mandatario.

Lula se unió al coro de voces de Latinoamérica y de toda la comunidad internacional que han condenado enérgicamente la acción israelí. El Consejo de Seguridad de la ONU solicitó este lunes una investigación independiente del incidente.

Horas después del ataque, el Gobierno brasileño llamó al embajador israelí en Brasilia, Giora Becher, para expresar su "indignación" por la acción.

Cineasta detenida. La cineasta Lee conversó en la mañana de este martes con el encargado de negocios de la embajada brasileña en Israel y se quejó de no haber recibido autorización para contactar a representantes de su país en el Estado judío.

"Se quejó de que las autoridades israelíes no le permitieron entrar en contacto ayer con la Embajada de Brasil y sostuvo que su equipaje y pasaportes (brasileño y estadounidense) aún estaban siendo retenidos por Israel", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores a través de un comunicado.

"El Gobierno brasileño sigue en contacto permanente con las autoridades israelíes, instándolas a que liberen pronta e incondicionalmente a la brasileña", sostuvo.

De acuerdo al Ministerio de Relaciones Exteriores, la cineasta explicó que las autoridades israelíes le exigieron como condición para su liberación que firme una declaración por haber entrado ilegalmente a Israel.

"Iara Lee informó que no pretende firmar el documento, dado que fue aprehendida por las fuerzas israelíes en aguas internacionales", afirmó la cancillería en el comunicado.