Washington. Investigadores estadounidenses crearon un primitivo pulmón artificial con los que un grupo de ratas logró respirar durante varias horas, en un hallazgo que podría conducir al desarrollo de nuevos órganos fabricados con las propias células del paciente.

El resultado, reportado en la revista Nature Medicine, es el segundo en un mes de un equipo de científicos que busca regenerar pulmones a partir de células comunes.

En el último estudio, Harald Ott y sus colegas en el Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, extrajeron células de los pulmones de ratas para dejar el armazón o la matriz.

Luego sumergieron las muestras en un biorreactor junto con varios tipos de células del pulmón humano, creando presiones para estimular la presión dentro del cuerpo y fabricar un órgano funcional y flexible.

Las células se asentaron y se transformaron en tipos de tejidos diferentes presentes en un pulmón, reportó el equipo de Ott.

Cuando fueron trasplantados a las ratas, funcionaron durante alrededor de 6 horas, pero de modo intermitente.

Los investigadores dijeron que sería posible probar el experimento con células madre más inmaduras, algunas de origen embrionario, que se pueden convertir en cualquier tipo de célula en el cuerpo, y otras pluripotente inducidas, es decir, células ordinarias a las que se les añade genes para que se comporten como células madre flexibles.

"Casi 25 millones de personas viven con enfermedad pulmonar obstructiva crónica y aproximadamente 120.000 pacientes mueren de enfermedad pulmonar avanzada anualmente en Estados Unidos", escribió el equipo de Ott.

"El trasplante pulmonar sigue siendo el único tratamiento definitivo para la enfermedad pulmonar avanzada. Al igual que con otros órganos, sin embargo, el suministro de donantes es limitado. En 2005, sólo uno de cada cuatro pacientes que esperaban un pulmón fueron sometidos a un trasplante", agregó.

El mes pasado, un equipo de la Yale University, en Connecticut, implantó tejido pulmonar en ratas, lo que ayudó a los animales a respirar durante dos horas.