Puerto Príncipe. Cuatro semanas después de que un sismo asoló su capital, Haití aún está en una situación precaria sin una idea clara sobre cómo albergar a un millón de personas que viven en las calles, dijo el primer ministro, Jean-Max Bellerive.

Bellerive dijo que a la empobrecida nación caribeña podría tomarle de tres o cuatro años para que regrese a su estado anterior al violento terremoto y hasta 10 años para reconstruir las 250.000 viviendas destruidas.

La planificación de albergues y nuevos hogares no ha avanzado mucho y el número de campamentos establecidos espontáneamente en torno a la ciudad -donde la mayoría de los haitianos aún viven bajo lonas plásticas o sábanas- ha crecido a casi 500, afirmó.

"Aún estamos en una situación muy difícil", dijo Bellerive a Reuters. "Aún no tenemos una visión clara de ciertos problemas (...) sobre cómo vamos a reubicar a toda esa gente", agregó.

Bellerive, un economista que se convirtió en primer ministro sólo dos meses antes del terremoto del 12 de enero, dijo que las condiciones están mejorando en algunas áreas, con una mejor distribución de alimentos y mejores servicios de salud, pero el albergue sigue siendo el mayor problema del gobierno.

Las condiciones de salubridad en los campamentos, la mayoría de los cuales no tienen baños o agua, es una importante preocupación, especialmente cuando la temporada de lluvias comienza en algunas semanas, indicó.

El gobierno espera tener letrinas instaladas antes de que comience la temporada de lluvias, pero Bellerive dijo que funcionarios aún deben decidir si trasladan a todos hacia albergues y campamentos de tiendas organizados, o si dejan algunos de los campamentos espontáneos funcionando.

"Debemos tomar algunas decisiones (...) sobre si vamos a trasladar a todos o si aceptamos en algunos lugares que vamos a acomodar a esas personas por que no será apropiado", dijo Bellerive.

Aunque funcionarios de salud han visto un alza en los casos de tétano y otras enfermedades, Bellerive dijo que no se han registrado brotes importantes. "Creemos que estamos controlando cualquier brote epidémico en Haití (...) hasta el momento no hemos tenido epidemias en el país", afirmó.

El gobierno ha dicho que 250.000 viviendas fueron destruidas por el sismo, la mayoría de ellas en la capital. Consultado sobre cuanto tardará la reconstrucción de esas casas, Bellerive indicó: "Un largo tiempo (...) he dicho 10 años. Creo que tardaremos de tres a cuatro años para volver a lo que teníamos el 11 de enero".