Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), reconstruir casas, escuelas, calles e la infraestructura de Haití costará cerca de US$14.000 millones. La entidad explicó en su página web que un cálculo detallado del costo de reconstrucción irá surgiendo en los próximos meses a medida que un Estudio de Necesidades Post Desastre se complete.

Sin embargo, ya se puede determinar que el costo será mayor de lo anticipado.

Si bien se trata de resultados sujetos a ciertas reservas, el estudio confirma que el terremoto del pasado 12 de enero probablemente se convierta en el más destructivo de los desastres naturales de la era moderna, visto en relación al tamaño de la población de Haití y su economía.

Bajo este prisma, el fenómeno fue mucho más destructivo que el tsunami de Indonesia en 2004, los ciclones de Myanmar en 2008. En tanto que dejó cinco veces más muertes por cada millón de habitantes que el terremoto de Nicaragua de 1972.

Según los economistas del BID, Powell, Cavallo y Becerra el monto de daños en Haití requerirá una coordinación sin precedente entre los múltiples donantes que están aportando para reconstruir al país.

Otro aspecto preocupante es el económico, pues un análisis que están preparando expertos del BID señala que los países afectados por desastres sufren contracciones en sus economías que pueden prolongarse por décadas, a pesar de la ayuda internacional.