Washington. Este año será recordado como aquel en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó la mayor reforma fiscal en tres décadas. Aunque los recortes no son perfectos, hay muchos beneficios para corporaciones e individuos que impulsarán un sinnúmero de sectores de la economía en 2018.

La nueva ley fiscal "ofrece verdadero alivio fiscal" para las personas de todas las clases sociales, dijo Gene Panasenko, un experimentado asesor financiero de Nueva York.

Trump ha dominado las noticias este año como ningún otro presidente en la historia reciente. Antes de terminar su primer año en el cargo, el presidente aprobó una gran reforma fiscal, la mayor en el país en tres décadas. El presidente afirmó que además de impulsar el crecimiento económico, dará incentivos a las empresas estadounidenses para que regresen a casa.

Los simpatizantes de la reforma afirman que no sólo impulsará la economía, sino que también alentará las inversiones en Estados Unidos, además de que fomentará los mercados y alentará a las compañías a crear empleos. Sin embargo, algunos creen que los beneficios serán para las clases acomodadas.

Panasenko señaló que la ley recorta la tasa corporativa de 35 a 21% y coloca a Estados Unidos a un nivel competitivo frente a otros países industrializados, lo que evita que las compañías busquen un mejor entorno fiscal en el extranjero.

"La mayoría de los recortes serán para las corporaciones y los acaudalados, de modo que los ciudadanos comunes y corrientes no verán mucho beneficio de las reducciones. Si los trabajadores ordinarios no se benefician, no estarán en posición de gastar más dinero y estimular así un mayor crecimiento económico", añadió un anaista.

De hecho, Estados Unidos tenía una de las tasas corporativas más altas del mundo. Aunque el país es reconocido a nivel mundial como un buen lugar para invertir, dados sus profundos mercados financieros, su certeza jurídica y su fuerza laboral educada, muchas compañías han salido del país o evitan las inversiones por el pesado régimen fiscal.

Los expertos consideran que la reforma fiscal de Trump cambiará eso.

No sólo se beneficiarán las empresas de miles de millones de dólares, dijo Panasenko, sino también cientos de miles de pequeños negocios.

Algunas grandes empresas han afirmado que darán bonos a sus empleados como resultado de la nueva ley y que tienen planes para generar más empleos, señaló Panasenko.

Los miembros de las clases medias también cosecharán beneficios, añadió, e incluso verán el mayor recorte fiscal, con ahorros de hasta 50% para algunas personas.

La reforma fiscal es una situación donde todos ganan y estos "cambios positivos" generarán una reacción en cadena con efectos positivos en la economía, dijo Panasenko.

La nueva ley traerá de regreso al país billones de dólares que contribuirán al crecimiento económico de Estados Unidos, dijo.

Darrell West, investigador de Brookings Institution, dijo a Xinhua que aunque la nueva ley fiscal favorece a las compañías y podría impulsar más contrataciones, a largo plazo ensanchará la brecha entre ricos y pobres.

El entorno fiscal ahora favorecerá más a Estados Unidos, "de modo que bien podría alentar a las empresas a invertir y contratar más trabajadores. Eso sería un gran impulso para la economía y estimularía un mayor crecimiento", dijo.

Es probable que haya diferencias sustanciales entre sectores. Las instituciones financieras se beneficiarán de la iniciativa y en este rubro podría haber más inversiones. Los bienes raíces se benefician menos, por lo que habrá menos cambios en este sector, dijo West.

"La mayoría de los recortes serán para las corporaciones y los acaudalados, de modo que los ciudadanos comunes y corrientes no verán mucho beneficio de las reducciones. Si los trabajadores ordinarios no se benefician, no estarán en posición de gastar más dinero y estimular así un mayor crecimiento económico", añadió.

"En el largo plazo, este recorte fiscal incrementará la desigualdad económica. Los ricos se enriquecerán, mientras que los pobres y las clases medias seguirán enfrentando dificultades", dijo.