Centroamérica tiene la epidemia de VIH y sida controlada, según evaluaciones de la Agencia Internacional para el Desarrollo (Usaid, en inglés), que compara este logro con regiones como el Caribe y África, donde la prevalencia de contagio sigue elevada.

Lucrecia Castillo, gerente del programa Usaid/Pasca para la región, explicó que “contra todos los pronósticos, Centroamérica ha podido contener la epidemia, en comparación con África, donde hay niveles muy elevados, y el Caribe, que sigue siendo el número uno de la región americana”.

Castillo afirmó que en los países centroamericanos, incluidos Belice y Panamá, la prevalencia de infección de la epidemia en relación con el tamaño de la población es de entre 0.3 y 1.2, lo que se considera una cifra pequeña.

“Tenemos una epidemia concentrada en poblaciones de riesgo, como hombres que tienen sexo con hombres, trabajadoras del sexo y poblaciones trans. Ahí es donde se deben concentrar los esfuerzos para que la epidemia no se expanda a la población general”, advirtió.

Resultados. Los resultados se mostraron ayer, durante la evaluación del programa Usaid/Pasca, que se trabajó durante cinco años y medio en la región, con una inversión de US$13 millones —unos Q96 millones 200 mil—.

El proyecto, según Castillo, permitió que en los países, autoridades y organizaciones civiles pudieran identificar los desafíos y dar respuesta a la problemática del VIH.

“O se invierte ahora o en algunos años va a costar el triple o más”, aseguró Castillo.

País de impacto. Según César Núñez, director de ONU-Sida para América Latina, Guatemala es considerado un país de “alto impacto”, ya que “iniciar —o no— programas de respuesta puede ayudar a tener una reducción de nuevas infecciones o aumentar el número de personas afectadas”.

Núñez finaliza este viernes una visita de tres días al país, en los cuales se reunió con autoridades y sociedad civil y evaluó el proceso de acción ante la epidemia.

“Queremos seguir hablando de cómo va la respuesta, pero también de cómo se ve hacia el futuro. En el 2015 se deben reportar los avances en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y debemos evaluar si se alcanzaron o no los propósitos”, refirió.

El análisis de Núñez es que con el tiempo el país ha mejorado en la entrega de medicamentos, pero todavía debe mejorar la cobertura para el acceso universal.

Expuso que, según cifras oficiales, en Guatemala unas 58 mil personas viven con VIH, pero no todas saben que tienen el virus, por lo que debe existir un programa que promueva la prueba y, de ser necesario, la persona comience su tratamiento, para reducir la transmisibilidad.

Respuesta se fortalece

* El proyecto Usaid/Pasca logró que la gente hiciera suya la problemática del VIH en Centroamérica.

* 66 meses duró el programa de fortalecimiento de respuesta a la epidemia.

* 95 entidades gubernamentales y civiles recibieron asistencia técnica.

* US$13 millones fue la inversión para el proyecto en Guatemala y la región.

* 68 jefes de salud fueron capacitados en monitoreo y evaluación.