México DF. Personal del Instituto Nacional de Migración (INM) de México rescató a tres menores de edad originarios de Guatemala que fueron trasladados desde el sur del país por una presunta traficante de personas.

En un comunicado, el INM informó este domingo que la mujer hizo pasar a los menores por sus hijos para llevarlos a la frontera norte, luego de cobrar a los padres de cada uno 7.000 pesos (unos US$476) con el propósito de trasladarlos a Estados Unidos.

Las autoridades de los países centroamericanos calculan que en Estados Unidos viven alrededor de dos millones de guatemaltecos (60% de forma ilegal), dos millones de salvadoreños y un millón de hondureños.

Lo anterior ocurrió cuando agentes del INM detectaron en un punto de revisión de Control y Verificación migratoria de la ciudad de Ojinaga, en el estado norteño de Chihuahua, a una mujer de nacionalidad mexicana que viajaba con dos menores del sexo masculino de 16 años y una niña de 4 años.

La mujer los señaló como sus hijos presentando actas de nacimiento para acreditar la identidad.

Sin embargo, luego de realizar las investigaciones correspondientes, agentes migratorios descubrieron que los documentos no pertenecían a los menores, sino a sus verdaderos hijos a los que dejó en Chiapas.

Además, encontraron que no existía parentesco alguno entre los niños originarios de Guatemala.

La probable responsable fue puesta a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) para continuar con las investigaciones correspondientes por el delito de tráfico de menores.

Los dos niños y la niña fueron atendidos por oficiales de Protección a la Infancia del INM y, posteriormente, resguardados por el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de México.