Chiang Rai. Rescatistas lograron sacar este lunes a otras tres personas de un grupo de 12 niños y su joven entrenador que han estado atrapados por más de dos semanas en una complejo de cuevas inundadas en Tailandia, elevando a ocho la cifra de rescatados.

Un testigo de Reuters cerca de la cueva Tham Luang, en la norteña provincia de Chiang Rai, vio a personal médico transportando a tres personas, rumbo a ambulancias que aguardan cerca de la boca de la cueva en el atardecer de este lunes.

El equipo de fútbol "Jabalíes Salvajes" quedó atrapado en el lugar el 23 de junio mientras exploraba las cuevas después de un entrenamiento, a raíz de unas fuertes lluvias que inundaron los túneles de acceso.

Buzos británicos encontraron a los 13 apiñados en un banco lleno de barro en una cámara parcialmente inundada varios kilómetros al interior del complejo este lunes de la semana pasada.

Las autoridades dijeron que podría tomar entre tres o cuatro días completar la misión, en una carrera contrarreloj debido a que se prevén fuertes lluvias en los próximos días, que podrían volver a inundar peligrosamente los túneles.

Los primeros cuatro niños fueron sacados este domingo y se encontraban en buenas condiciones en el hospital, dijeron funcionarios. No había información inmediata sobre el estado de salud de los nuevos rescatados. Un funcionario de la Armada confirmó previamente a Reuters el rescate de un quinto niño.

El jefe del operativo, Narongsak Osottanakorn, rechazó hacer comentarios y agregó que pronto habría una conferencia de prensa.

El peligroso intento por sacar del lugar a los muchachos de entre 11 y 16 años volvió a reanudarse este lunes tras una pausa para reponer el suministro de oxígeno y hacer otros preparativos al interior del complejo en la provincia de Chiang Rai, en el norte de Tailandia.

Las autoridades dijeron que podría tomar entre tres o cuatro días completar la misión, en una carrera contrarreloj debido a que se prevén fuertes lluvias en los próximos días, que podrían volver a inundar peligrosamente los túneles.

Trece buzos extranjeros y cinco miembros de la unidad SEAL de élite de Tailandia componen el equipo principal que guía a los niños para salir de las cuevas a través de pasajes estrechos e inundados que cobraron la vida de un exbuzo de la Marina tailandesa este viernes.