Moscú. Equipos de emergencia rusos buscaban este lunes en medio de extensiones cubiertas de nieve fragmentos de cadáveres y pistas del fatal accidente aéreo en las afueras de Moscú en el que murieron 71 personas.

El presidente Vladimir Putin ordenó que una comisión especial investigue qué causó que el avión AN-148 operado por Saratov Airlines se estrellara poco después de despegar hacia la ciudad de Orsk en la región de Orenburg, a unos 1.500 kilómetros al sureste de la capital.

Entre las posibles causas que los investigadores están examinando están las condiciones climáticas, los errores humanos y la situación técnica del avión. La tripulación de la aeronave no envió ninguna señal de socorro.

Los expertos están analizando una caja negra recuperada entre los restos y fragmentos del avión. Imágenes de una cámara CCTV que captaron parte de lo sucedido se publicaron en internet el lunes, mostrando lo que parecía una gran bola de fuego surcando el cielo.

Los restos humanos y del fuselaje se extienden por un radio de un kilómetro alrededor del lugar del accidente, según los investigadores.

Funcionarios del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia dijeron en una reunión emitida este lunes por la televisión estatal que se estaban realizando pruebas de ADN con los familiares de los fallecidos para tratar de identificar los fragmentos humanos.

El avión, fabricado en 2010, llevaba a 65 pasajeros y seis tripulantes. La lista de pasajeros mostró que había mucha gente joven a bordo, entre ellos una niña de cinco años.