Moscú. Un avión de pasajeros AN-148 con 71 personas a bordo se estrelló este domingo en las afueras de Moscú, informaron medios locales.

Una fuente de la Defensa Civil rusa dijo a la agencia de noticias Tass que "los fragmentos del avión han sido encontrados" y "nadie sobrevivió".

El aparato, según una fuente citada por la agencia Interfax, se estrelló entre las localidades de Arguntsevo y Stepanovo, en la provincia de Moscú.

No es inusual que en Rusia se produzcan accidentes aéreos. Desde 2010 ha habido al menos cuatro siniestros graves de aparatos civiles con un total de 240 muertos.

Lugareños de esa zona dijeron a ese mismo medio que vieron como el AN-148 caía a tierra envuelto en llamas.

La aeronave, perteneciente a la aerolínea Saratov, y que llevaba 65 pasajeros y 6 miembros de tripulación, había desaparecido de los radares poco después de despegar del aeropuerto internacional de Domodédovo, en Moscú, rumbo a la ciudad de Orsk, al sur de los Urales.

Un equipo de rescate se trasladó a la zona, al sudeste de Moscú, y también se encuentra de camino al lugar el ministro de Transporte, Maxim Sokolov.

No es inusual que en Rusia se produzcan accidentes aéreos. Desde 2010 ha habido al menos cuatro siniestros graves de aparatos civiles con un total de 240 muertos. 

El último se produjo en marzo de 2016, cuando se estrelló un Boeing 737-800 de Dubái durante una tormenta en el aeropuerto de la ciudad de Rostov del Don. El avión, de la aerolínea de bajo coste FlyDubai, quedó envuelto en una bola de fuego y murieron las 62 personas que iban a bordo.

Dos años y medio antes hubo un accidente con un Boeing 737-500 que iba a aterrizar en la ciudad de Kazán pero que chocó contra la pista y se incendió. Murieron todos los 50 ocupantes del aparato.