Bogotá. Los equipos de rescate recuperaron este domingo cuatro cadáveres más de trabajadores que quedaron atrapados tras la explosión en una mina de carbón en Amagá (Antioquia), el miércoles pasado, con lo que los cuerpos recuperados suman 23, mientras en el interior quedan otros 49 mineros.

La alcaldesa del municipio de Amagá, donde ocurrió la tragedia, Auxilio del Socorro Zapata, confirmó que cuatro cuerpos fueron rescatados este domingo en la mina de San Fernando y que fueron llevados al coliseo para proceder con su identificación.

Por su parte, el director del Departamento Administrativo de Atención y Prevención de Desastres de Antioquia, Jhon Fredy Rendón, confirmó que hasta ahora han sido rescatados los cuerpos de un total de 23 mineros.

La tragedia se inició hacia la medianoche del pasado miércoles cuando se registró una explosión, al parecer por acumulación de gases. En las afueras de la mina muchos de los familiares de quienes no han podido ser rescatados expresaron este domingo su impotencia y desesperación por no saber de la suerte de sus seres queridos.

Rendón confió en que en las próximas horas los equipos de rescate puedan llegar al lugar en el que se pueden encontrar la mayoría de los 49 mineros que aún quedan atrapados. “Hay algunas dificultades (...) pero esperamos en el día de hoy tener buenas noticias”, dijo el director del Dapard.

El sábado, los familiares de los mineros fueron visitados en el lugar por el presidente, Álvaro Uribe, quien les expresó su dolor. También, Rendón admitió que pasados más de tres días desde la explosión es muy difícil encontrar con vida a los atrapados y que la “única posibilidad real es que dentro del túnel hayan quedado encerrados uno o varios mineros entre dos derrumbes generados por la explosión y tengan alguna entrada de oxígeno”. Por su lado, el gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, anunció la creación de una comisión investigadora del accidente.