México D.F. El director de una prisión al sur de la Ciudad de México fue secuestrado y cercenado horas más tarde por un presunto grupo de narcotraficantes, dijeron el sábado autoridades y medios locales.

Luis Navarro, director del Centro de Reinserción Social del sureño estado de Morelos, fue secuestrado la mañana del sábado por desconocidos a solo unos metros del inmueble, dijo a Reuters una fuente oficial que optó por el anonimato.

Las autoridades encontraron más tarde y en al menos cuatro puntos distintos de la turística ciudad de Cuernavaca, al sur de la capital mexicana, diversas partes de un cuerpo -incluyendo la cabeza- en bolsas de plástico y cerca de estaciones policiales.

Varios medios locales indicaron que se trata del cuerpo de Navarro, citando fuentes extraoficiales, pero no hubo alguien disponible en la policía para confirmar las versiones.

Según los reportes, en una bolsa las autoridades hallaron un mensaje firmado por el llamado Cártel Pacífico Sur del narcotráfico y amenazando a funcionarios que respalden a Edgar Valdez, alias "La Barbie", un temido jefe del narcotráfico.

A Valdez se le atribuyen gran parte de los morbosos crímenes que comenzaron a crecer en el 2005 en los estados de Guerrero y Morelos, en donde se encuentra Cuernavaca, un balneario de gran popularidad por su cercanía a la capital y en donde han aparecido hombres decapitados o colgados de puentes.

En diciembre, con la muerte del líder del cártel Arturo Beltrán Leyva -apodado "el Jefe de Jefes"- en un choque con marinos en Cuernavaca, Valdez vio la oportunidad de tomar las riendas de la zona y entró en una lucha con otros miembros del clan como los hermanos Mario Alberto "El general" y Héctor "el H" Beltrán Leyva.

La violencia en México por la lucha contra y entre bandas del narcotráfico ha dejado unos 23,000 muertos desde que el presidente mexicano Felipe Calderón comenzó una campaña de combate a las organizaciones criminales, a finales de 2006.

Medios locales dijeron más tarde que las autoridades también están investigando el hallazgo de unos 25 cuerpos arrojados a un barranco al norte del estado de Guerrero, citando fuentes extraoficiales.